jueves, 13 de octubre de 2011

Herbert West - Reanimador [Parte III].

Tercera parte mi relato.

El horror de la oscuridad.
Muchas cosas se comentaron tanto en la universidad como en el pueblo acerca de lo ocurrido hacia varias noches, ya que nadie sabia, a excepción mía claro esta, de la existencia del departamentos secreto de West, principalmente por el tipo de pisadas que había y por la sangre roji – azul que había por todos lados cerca de la construcción y del cementerio.
A mi compañero no le preocupaba los comentarios que se realizaban; ya que decía que era una prueba fehaciente del éxito que había logrado con su primer experimento aunque, le preocupaba lo que le había ocurrido después a la criatura. A las pocas semanas de lo ocurrido en el departamento de Herbert; logró conseguir muy barata una granja alas afueras de la ciudad y que quedaba relativamente cerca de nuestra antigua vivienda; algo así como una media hora o cuarenta y cinco minutos.
Cuando West me hizo este comentario, hablo algo acerca de ya haber logrado instalar la gran mayoría de los aditamentos que había logrado salvar del antiguo local de trabajo, a lo que, me comento que si en unos días podía llevarle algunas drogas, líquidos y polvos necesarios que el utilizaba y que le hacían falta para preparar el "remedio" para poder revivir y que él, se iba a llevar el fabuloso volumen del Necronomicon para ir haciendo traducciones, apuntes y correcciones de algunas paginas del volumen original.
Al lunes siguiente de esto, fui al nuevo laboratorio de mi condicipulo y tuve dos grandes sorpresas; la primera fue haberme encontrado a West fumándose un cigarrillo con su típica cara de indiferencia y con vista al infinito FUERA del laboratorio, pero, eso no fue lo peor, ya que al encontrarse nuestra miradas, apagó el cigarrillo o lo poco que quedaba de este, acto seguido me dio un saludo de lo más simple e inmediatamente lo único que me dijo que fuéramos al laboratorio y no volvió a repetir palabra hasta que arribamos y, de una manera muy repentina me dijo que todo lo que llevábamos estaba mal, un poco de todo pero todo relacionado con la traducción; el remedio, le hacían falta algunas cosas de más que al principio de su trabajo, no pudo traducir bien si no hasta que lo pudo comprobar con un árabe que leía el árabe antiguo, segundo, unas pequeñas traducciones mal hechas del rezo que se debía hacer y por ultimo, todo esto debía hacerse lo más rápido posible, de preferencia, en los próximos 30 a 45 minutos para evitar alguna perdida de alguna facultad del cuerpo o que, en un dado caso, se congelara muy bien el cuerpo.
Inmediatamente le entregue todo lo que me había pedido y procedía a realizar todo lo necesario para poder regresar a la vida a los muertos. Le pregunte que si ya tenia algún espécimen fresco y me respondió que si con una felicidad muy extraña en el, un tanto "malsana" por así denominarlo, ya que cerca de ahí estaba el cementerio y que, el día de ayer había logrado obtener unos cuantos cuerpos frescos [creo que me había dicho que eran 4 cuerpos los que había conseguido] de la fosa común, esto, sin que nadie se diera cuenta los logro sacar y llevárselos en una carretilla que escondió; pero, para que no se pudrieran, les puso algo de hielo que llevaba y llegando a la granja, los puso en un refrigerador modificado por el mismo West y que se encontraba cuando compro la casa.
Como había mencionado, empezó los preparativos, no sin antes pedirme ayuda de poner los cuatro cuerpos en las planchas de una forma paralela e inyectar el remedio en los cuatro cuerpos al mismo tiempo a la altura de la nuca y  cuando el me diera la orden, inyectárselas; inmediatamente me dio la orden y procedimos a ponerles las inyecciones e instantáneamente empezó con los rezos para así poder, según West, esperarnos de 5 a 10 minutos.
Aquí he de hacer una pausa en mi relato, ya que, lo que sigue fue decisivo en las investigaciones posteriores por parte de mi compañero West ya que, lo que yo supongo que paso fue que, al estar en estado de congelación quizás no extrema pero si muy fuerte, a lo mejor, repito, a lo mejor se pudo haber llegado a dañar ya sea una parte del cerebro o todo este órgano pero no un daño severo en los cuatro especímenes.
Prosigo con mi narración, habían pasado aproximadamente unos 5 o 6 minutos máximo cuando, el primer cuerpo [siendo de Herbert hacia mi se empezó a mover de una manera en extremo violenta, principalmente combulciones de tipo epiléptico seguido, con el mismo tipo de ataques, los otros 3 cadáveres aunque, debo admitir, no con tanta fuerza como el primero.
Los eventos seguidos de esto, no nos lo esperábamos, ya que el primer cuerpo, después de moverse violentamente se quedo en un estado de petrificación total, seguido por los otros 3 cuerpos durante un lapso de unos 5 minutos para, después de esto, abrir los ojos de una manera en extremo desorbitada preguntando, que quien los había despertado a el y al grupo de amigos [ya que, según nos comentaba se había hecho un lazo psíquico entre el y los otros 3 cuerpos aunque, él era el único con un intelecto mayor por que antes de morir, fue un maestro de parapsicología, esoterismo y artes negras] pero, al poco rato deque la charla comentara, los otros 3 cuerpos se levantaron y nos empezaron a atacar tanto a West como a mi, hasta dejarnos inconscientes en el piso. Cuando desperté, yo ya no vi a los 4 cuerpos, pero West ya se había levantado primero, lo note en estado muy nervioso, de una tensión muy particular y al yo preguntar las razones de este estado el nunca me respondió ni me dio una razón clara de qué había pasado cuando el se despertó pero, al ir caminando por lugares solitarios con cierto grado de oscuridad, West siempre mira por encima de sus hombros; como si estuviera buscando algo o a alguien.
Reacciones:

0 comentarios: