jueves, 13 de octubre de 2011

Herbert West - Reanimador [Parte VI].



Ultima parte de mi relato, espero y lo hayan disfrutado.


Epilogo.

Como se habrán imaginado, quede como primer sospechoso para las autoridades de la desaparición y posible muerte del Dr. Herbert West pero la no haberseme comprobado nada me dejaron en libertad y las investigaciones se quedaron estancadas por falta de pistas e información por lo que, me dedique a la escuela en cuerpo y lama,ya que era poco lo que me quedaba de clases para poderme graduar.
Este pequeño epilogo lo escribo 2 años después de todos los sucesos ocurridos ante narrados. Lo único que me queda, es vivir en paz ya con mi esposa, con la cual llevo unos 3 o 4 meses de casado y con la cual soy muy feliz.
Hace unos instantes empece a escuchar un ruido muy extraño afuera, como de pisadas mucho muy pesadas y como si vinieran del agua....
Por el amor de dios y de todo lo coherente, y por mi propia salud metal, narrare lo que ocurrió a continuación de que deje de escribir este epilogo:
Me pare de la silla en que estaba sentado escribiendo las notas de lo que me ocurrió con mi compañero de escuela, el Dr. Herbert West, me acerque a la puerta y al abrirla, lo más hórrido que he podido ver después de los experimentos que realizábamos, era lodo con forma humanoide que se movía, pero lo mas espantoso que observe no fue esto, si no que tenia las facciones del  difunto diciéndome con una voz muy gutural que lo ayudara mientras se iba derritiendo; obvio es que grite de una manera de lo más espantosa y me desmaye poco antes de que se terminara de deshacer esta cosa, si es que se le puede llamar así a eso.
Cuando desperté, estaba en mi recamara con mi esposa a un lado, muy preocupada por mi salud y lo que había visto, y le comente lo que había ocurrido en la puerta y un poco del tipo de experimentos de mi condicipulo, a lo que se mantuvo mas tranquila. Me levante y fui a ver si seguía algo en la puerta de la casa pero, al llegar vi que solo quedaba una mancha negruzca.
Reacciones:

0 comentarios: